< Regresar

La prevención de riesgos laborales frente a desastres naturales

Por Fernando Rodríguez García, Asociado de Miranda & Amado1.

Actualmente, diversas zonas de nuestro país vienen sufriendo las inclemencias de la naturaleza. Lluvias, inundaciones y huaicos han afectado a un total de 666,534 pobladores, reportándose 111,098 damnificados y 149,000 viviendas devastadas, según las cifras publicadas por el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN)2. Esta situación, demuestra la ausencia de una cultura de prevención en las políticas públicas a nivel nacional, regional y local, la cual tampoco es ajena a los privados, sobre todo a aquellos que tienen a su cargo la seguridad de terceros, como es el caso de los empleadores quienes tienen el deber de prevenir los riesgos laborales que puedan presentarse en el centro de trabajo, incluidos los relacionados con desastres naturales.

La falta de implementación del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SGSST) podría implicar para el empleador responsabilidades incluso penales en el caso que el trabajador sufra lesiones graves o fallezca como como consecuencia de dicho incumplimiento, ello sin perjuicio de las consecuencias judiciales (pago de indemnizaciones), administrativas (imposición de multas) o daños a la imagen de la empresa (riesgo reputacional y comercial).

Para evitar ello, en el siguiente cuadro presentamos las principales obligaciones que deben cumplir los empleadores antes, durante y después de un desastre natural:

Antes

Identificación de Peligros, Evaluación y Control de Riesgos (IPERC).
La matriz IPERC debe comprender todos los peligros, riesgos y medidas de control, incluidos los relacionados con los desastres naturales que podrían afectar al centro de trabajo dependiendo de su ubicación geográfica (p.e. si está ubicado cerca de una ribera o en las laderas de un cerro).

Plan de emergencia.
Es una guía obligatoria que asigna procedimientos, recursos y responsables ante sucesos peligrosos en el lugar de trabajo y contiene los Planes de Contingencias para cada emergencia según la ubicación del centro de trabajo y que incluye, entre otros:

  • La identificación de la instalación, clasificación de emergencias, medios de protección y equipos de emergencia.
  • La organización de brigadas de emergencia.
  • El sistema de comunicación y procedimientos para cada emergencia.

Capacitación y evaluación.
La empresa debe capacitar y evaluar a todos los trabajadores sobre los procedimientos, medios, equipos y responsables asignados para atender las emergencias, y de manera especial a los miembros del Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo (CSST), así como a los brigadistas de emergencias.

Reglamento Interno de Seguridad y Salud en el Trabajo (RISST).
Las medidas, normas y procedimientos de seguridad implementados de manera general y, específica en materia de desastres naturales, deben constar en el RISST.

Es importante que, durante el proceso de implementación del SGSST el empleador promueva la participación de los trabajadores y procure que los documentos que comprendan este sistema, sean aprobados por el CSST.

Durante
La empresa debe ejecutar el Plan de Contingencia aplicable según la emergencia suscitada de la siguiente manera:

  • Suspender todas las actividades.
  • Activar las alarmas y luces de emergencias.
  • Guiar a los trabajadores por las rutas de evacuación o zonas seguras señalizadas.
  • Portar en todo momento los equipos de emergencia e implementos de seguridad.
  • Reunir al personal en el punto externo acordado y, una vez allí, se debe identificar a los ausentes y a los trabajadores heridos.
  • De ser el caso, brindar primeros auxilios.
  • Mantener comunicación constante con el Comité de Defensa Civil, Cuerpo de Bomberos, autoridades policiales y administrativas locales sobre los incidentes, entregando los planos de la empresa e informando las ausencias, de ser necesario.
Después
  • Transcurrido el desastre, el empleador deberá verificar que las instalaciones se encuentren en condiciones adecuadas para poder reanudar las labores. Esta verificación deberá efectuarse con el soporte de especialistas en la materia.
  • Si como resultado del desastre, se verifica la destrucción parcial del centro de trabajo y se requiere tiempo para su reconstrucción, el empleador deberá evaluar el otorgamiento de vacaciones no gozadas o adelantadas. Si la reconstrucción requiere un tiempo mayor, podrá solicitar la suspensión perfecta de labores ante el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo.
  • Si como resultado del desastre, se verifica la destrucción total del centro de trabajo, el empleador podrá evaluar la disolución de la empresa en caso resulte inviable su continuidad.

Si la empresa no se encuentra en la zona afectada pero el desastre ha impactado en zonas cercanas a las viviendas de sus trabajadores, dificultando su asistencia regular al centro de trabajo, el empleador deberá considerar las posibles tardanzas e inasistencias como justificadas, no pudiendo ser sancionadas, pero si compensadas. Asimismo, podrán implementarse otras medidas como reducción temporal de la jornada y horario de trabajo, flexibilidad en la vestimenta, entre otras.

1Con colaboración de André Mardini Aranda, practicante del Área Laboral de Miranda & Amado Abogados.

2“COEN: aumenta a 84 cifra de muertos por lluvias en el país” En: Diario “El Comercio”, Lima, 23 de marzo del 2017. Enlace web:http://elcomercio.pe/sociedad/peru/coen-aumenta-84-cifra-muertos-lluvias-pais-noticia-1978375.