Noticias

« Regresar

15 de junio de 2015

Una década después, Affinitas confirma su posición en América Latina

La siguiente nota está basada en un reportaje realizado por la publicación Latin Lawyer; pueden ver el artículo completo aquí (es necesario contar con una suscripción).

logo

Desde su creación en 2004, la alianza Affinitas ha sido considerada la red más prominente en la región, dado que está conformada por firmas líderes de cinco de las economías más relevantes de América Latina: Bruchou, Fernández Madero & Lombardi en Argentina; Barros & Errázuriz en Chile; Gómez-Pinzón Zuleta en Colombia; Mijares, Angoitia, Cortés y Fuentes en México; y Miranda & Amado en Perú.

Más de una década después, el prestigio se mantiene a pesar de que se han dado cambios importantes. ¿El de mayor impacto? La salida de Garrigues, miembro fundador, en el 2013; la firma internacional española creía que, para mantener los altos estándares de servicios al cliente en toda la alianza, era necesario una asociación más cercana. Por ello, ese año les propuso al resto de miembros que se fusionaran con la firma española.

Pero los estudios latinoamericanos no estaban de acuerdo. Luego de años de construir reputaciones sólidas que trascendían fronteras y de ser líderes en sus respectivos países, no estaban dispuestos a entregar su posición y su experiencia de esa manera. “Si un inversionista chino quiere invertir en América Latina, ¿por qué no podría venir directamente a nosotros?”, se preguntaba Juan Luis Avendaño, socio de Miranda & Amado.

Esa posición desembocó en la salida de Garrigues; una decisión que, lejos de afectar al resto de la alianza, la fortaleció para enfocarse por completo en el mercado latinoamericano. Los estudios miembros acordaron que la clave era acercarse aún más a través de procedimientos y procesos estandarizados, un objetivo sencillo dada su gran similitud en tamaño, clientela, valores y planes de crecimiento.

Dos años luego de la separación, hoy los miembros de Affinitas disfrutan de mayor exposición de manera individual y de manera colectiva por igual. Cualquier inversionista interesado en América Latina encuentra en la alianza a un grupo que le puede ayudar en cinco de las economías más relevantes de la región.