< Regresar

Expectativas para la BVL en lo que queda del año

Por Gabriela Dañino, Asociada del Estudio Miranda & Amado

Luego de un retraído rendimiento de la Bolsa de Valores de Lima (“BVL”) en el primer trimestre del 2017, causado principalmente por la pérdida de confianza empresarial generada como consecuencia de los desastres naturales y escándalos de corrupción que impactaron nuestro país durante los primeros meses del año, nos preguntamos qué podemos esperar del comportamiento de la BVL en los meses que siguen.

En base a los resultados financieros del primer trimestre de 2017 reportados por algunas empresas, se ha venido especulando que ello podría generar cierto temor en algunos inversionistas en lo que respecta al incremento de sus posiciones, razón por la cual se podría esperar un mercado altamente especulativo en el corto plazo. En este contexto, los analistas expertos en la materia han señalado que es posible que una mejora en el rendimiento de la BVL se verifique recién hacia finales del presente año, luego de que se evidencien ciertos avances en los planes de reconstrucción de las zonas afectadas por las lluvias y desastres naturales, y que haya una mayor visibilidad con relación al outcome de los escándalos de corrupción antes mencionados, en la medida que ello impactaría positivamente la recuperación de la confianza de los inversionistas.

Al respecto, de acuerdo con lo informado por el gobierno, el plan de reconstrucción será financiado en un 80% por los saldos de balance de los ministerios y el Fondo de Estabilización Fiscal, mientras que el 20% restante se financiará principalmente con créditos bancarios y, a efectos de que el plan se efectúe mayor celeridad, los procesos administrativos para la obtención de habilitaciones urbanas serían simplificados.

Por consiguiente, se espera que el despegue de la BVL ocurra como consecuencia de la inversión en acciones en las principales empresas del rubro de construcción que participen activamente en estos planes, lo cual se estima comenzaría a ocurrir recién a partir de la segunda mitad del año, teniendo en cuenta que hasta la fecha las actividades se han orientado mayormente a la prevención y mitigación, más que a la reconstrucción propiamente dicha de las zonas afectadas por los desastres.

Además, de acuerdo con lo mencionado por los expertos, este año se espera que la cantidad de emisiones de deuda en la BVL siga creciendo. Se ha reportado que, al cierre de abril de este año, el monto de las emisiones fue mayor a la mitad del total registrado en el 2016, lo cual es un incremento bastante significativo. Asimismo, tal como se ha publicado en varios medios, los retornos de la deuda local serían a la fecha los segundos más altos de Sudamérica (luego de Brasil), por lo que esta modalidad de financiamiento tiene un perfil atractivo tanto para los emisores como para los inversionistas en deuda local, quienes han mostrado una mayor demanda por las emisiones en soles.

Finalmente, como sugerencia, se ha planteado la posibilidad de impulsar los préstamos en valores para aumentar la liquidez en la BVL y darle un atractivo internacional, generándose así una mayor demanda de valores peruanos desde el extranjero.

Tomando en consideración todo lo expuesto, podemos concluir que a pesar del retraído rendimiento de la BVL en lo que va del año, podemos esperar un repunte en el rendimiento de la misma a partir de la segunda mitad del 2017, una vez que se haya recuperado la confianza empresarial que se vio mermada por los eventos que acecharon nuestro país durante los primeros meses del año.